España / Español
You're looking at the Español version of the website. Don’t worry. We’ve all taken a wrong turn before. Choose a different version of the website here.

Qué comer antes, durante y después de montar en bici Consejos para disfrutar pedaleando sin pasar hambre.

Qué comer antes, durante y después de montar en bici Consejos para disfrutar pedaleando sin pasar hambre.

Tener algo de comer a mano es fundamental para afrontar sin problema las rutas más largas y, además, hace que los recorridos cortos sean más divertidos y puedas llegar a tu destino con más energía. Si ya tienes experiencia en esto del ciclismo, es probable que alguna vez hayas tenido la horrible sensación de estar a punto caer desmayado por no haber llevado algo para calmar el hambre. Si eres un ciclista principiante, te recomendamos que leas este artículo y que siempre lleves algo de comer en cada salida. Hemos recopilado algunos consejos para mantenerte con energía en todo momento cuando salgas a montar en bici.

Antes de salir:

Se recomienda consumir una mezcla de carbohidratos y proteínas para mantenerte con energía mientras pedaleas, independientemente de la distancia. También recomendamos comer una hora antes de salir para no sufrir calambres durante el recorrido. ¡Mantenerse hidratado es fundamental!

Algunos de nuestros alimentos favoritos para antes de salir son:

1. Avena: añade un plátano y crema de algún fruto seco si te apetece darte un capricho. También puedes darle un toque de sabor con canela o miel.

2. Tostadas con crema de frutos secos: una combinación deliciosa de carbohidratos y grasas saludables. Y un poco de fruta nunca va mal para disponer de un plus de energía.

3. Yogur, frutas y frutos del bosque: puedes añadir algunos frutos secos o un poco de crema de frutos secos para incorporar grasas y proteínas adicionales.

Durante el recorrido:

Lo mejor es llevar alimentos fáciles de manejar y de comer, y que quepan en el bolsillo del maillot o en la bolsa de la bici, y que no manchen. A nadie le gusta llevar un bocadillo chafado en el maillot o una multiherramienta llena de chocolate derretido. También es recomendable llevar comida de sobra, incluso si piensas que no la necesitarás. En algunas ocasiones, las rutas pueden durar más de lo previsto, y en otras, un pinchazo inesperado te puede llevar más tiempo del que creías. No olvides llevar contigo agua suficiente y bebidas hidratantes para restituir los líquidos que se pierden al sudar. Planifica el trayecto para comer y beber un poco cada 20 ó 30 minutos.

Algunos de nuestros alimentos favoritos durante el recorrido son:

1. Gominolas y geles energéticos: ¡repón energías con sabrosos carbohidratos!

2. Barritas proteicas: son fáciles de guardar en el bolsillo, fáciles de abrir y fáciles de comer.

3. Frutos secos: una gran fuente de proteínas y grasas saludables, y son divertidos de comer sobre la marcha.

4. Una bolsa de patatas fritas: si consigues que no queden chafadas, siempre es una buena idea tener una dosis extra de sal a mano.

Después de salir:

Para una recuperación óptima, es importante comer alimentos con alto contenido en carbohidratos y proteínas saludables. ¡Lo demás ya es cosa tuya! Agita un buen batido proteico, disfruta de un dulce, abre una lata de cerveza… ¡No olvides rehidratarte!

Monta en bici. Diviértete. Siéntete bien.

Te ofrecemos una amplia variedad de bicicletas de montaña, carretera, ciudad, e-bikes y niños.
Encuentra la tuya

About the Author: Trek

Nuestra misión: solo fabricamos productos que amamos, ofrecemos una increíble hospitalidad a nuestros clientes y cambiamos el mundo consiguiendo que cada vez más gente monte en bicicleta.