España / Español
You're looking at the Español version of the website. Don’t worry. We’ve all taken a wrong turn before. Choose a different version of the website here.

Cómo hacer la revisión de tu bicicleta de montaña antes de salir a rodar Lleva a cabo esta revisión rápida antes de salir a montar por los senderos

Cómo hacer la revisión de tu bicicleta de montaña antes de salir a rodar Lleva a cabo esta revisión rápida antes de salir a montar por los senderos

Para evitar contratiempos rodando por los senderos, es importante comprobar determinados puntos de la bicicleta antes de salir a montar. Para que resulte más fácil recordar los pasos, utilizamos el método “M”. Cada uno de los cinco puntos del método “M” indica un aspecto de la bicicleta que debe revisarse. Empezaremos por la rueda trasera, subiremos hasta la tija de sillín, bajaremos hasta los pedales, subiremos hasta el manillar y bajaremos, por último, hasta la rueda delantera. Aprende a hacerle a tu bicicleta una revisión antes de cada salida siguiendo las instrucciones que encontrarás a continuación y el vídeo tutorial.

Revisión paso a paso de la bicicleta de montaña antes de cada salida

Punto nº 1 del método “M”

El primer punto es la rueda trasera.

Usa una bomba y comprueba que el neumático esté inflado a la presión recomendada que figura en el flanco del neumático. La presión ideal de los neumáticos es una cuestión personal y puede depender de varios factores, como la superficie sobre la que vas a montar y si la cubierta es tubeless o no, pero lo normal es inflarlas a la mitad del rango de PSI recomendados para ir haciendo ajustes a partir de ahí.

La presión debe ser suficiente para impedir que la llanta toque el suelo, pero tampoco excesiva para no perder tracción. Si la presión es demasiado baja, se corre el riesgo de sufrir pinchazos y, si la presión es demasiado alta, la tracción no será suficiente y esto afectará al manejo de la bicicleta.

Consejo profesional: Si utilizas una configuración tubeless, recomendamos añadir sellante tubeless nuevo cada seis meses.

Comprueba el desgaste de las pastillas de freno, así como el giro de la rueda para asegurarte de que lo hace libremente a través de los frenos y sin rozamiento. Si rozan, y ves que la rueda está correctamente asentada en las punteras, tal vez deberás ajustar los frenos.

Punto nº 2 del método “M”

Subimos hasta la tija de sillín y movemos el sillín de un lado al otro. Comprueba que la abrazadera del sillín esté bien apretada, y que el sillín y la tija estén sujetos con firmeza.

Prueba si la tija telescópica funciona correctamente pulsando la leva y presionando el sillín con la mano.

Con la bicicleta apoyada en el suelo, levanta la parte posterior hasta la altura del tobillo y déjala caer. Presta atención a los posibles traqueteos o ruidos extraños. Si oyeras algo podría significar que algún componente está suelto o desgastado y que debes llevar la bicicleta al distribuidor de Trek para que la revisen.

Imagen ampliada de la parte posterior de las bielas

Punto nº 3 del método “M”

Ahora bajamos hasta las bielas; el punto medio de la “M”. Gira ambos pedales y comprueba si detectas crujidos u otros ruidos.

A continuación, sujeta ambos pedales y apriétalos de un lado y del otro, comprobando que no haya holgura en los pedales ni en la biela.

Gira la biela hacia atrás y presta atención a los posibles crujidos o chirridos procedentes de la cadena o el sistema de cambio.

Un ruido general de la cadena puede significar falta de lubricación, pero si el ruido proviene del cambio, es recomendable acudir a una tienda para una revisión más minuciosa.

Punto nº 4 del método “M”

A continuación, pasamos al manillar. Con la bicicleta apoyada en el suelo, levanta la parte posterior hasta la altura del tobillo y déjala caer. Presta atención a los posibles traqueteos u otros ruidos extraños, igual que hiciste con la rueda trasera.

Intenta girar la potencia y el manillar para comprobar que estén bien apretados; puedes ver cómo se hace en el vídeo tutorial.

A continuación, aprieta las manetas del freno para comprobar que frenen sin tener que apretarlas a fondo. Si los frenos no funcionan correctamente, podrás hacerle una revisión o encontrar las piezas de repuesto que necesites en tu distribuidor de Trek más cercano.

Punto nº 5 del método “M”

El último punto de la “M” es la rueda delantera. Repite el mismo proceso que aplicaste en la rueda trasera.

Usa una bomba y comprueba que el neumático esté inflado hasta la mitad del rango recomendado de presión. Los PSI recomendados figuran en el flanco del neumático. Si la presión es demasiado baja, infla el neumático dentro del rango recomendado. Si tienes cubiertas tubeless, comprueba el estado del sellante.

Por último, gira la rueda para asegurarte de que pasa libremente por los frenos sin rozarlos. Si roza los frenos y has visto que la rueda está correctamente asentada en las punteras, tal vez debas ajustar los frenos.

CONSEJO ADICIONAL: Comprueba la suspensión

Es importante comprobar regularmente el ajuste de la suspensión midiendo la distancia entre la junta tórica y el cuerpo del amortiguador o la pata de la horquilla. Normalmente, después de probar la bici, la distancia de la junta tórica debe coincidir con la carrera especificada del amortiguador o con el recorrido de la horquilla. En caso de no obtener el máximo recorrido, prueba a bajar los PSI. Si la junta tórica presenta un recorrido excesivo o se sale del eje del amortiguador, prueba a incrementar los PSI.

Recuerda que las preferencias personales y el estilo son factores importantes a la hora de obtener el ajuste de suspensión que más te conviene. Prueba con niveles de sag y rebote diferentes hasta dar con la combinación que más se ajuste a tus preferencias.

La calculadora de la suspensión te ayudará a optimizar los ajustes de tu suspensión para adecuarla a tu peso.

Ver la calculadora >>

Eso es todo. Parece bastante sencillo, ¿verdad? Además de realizar la revisión previa a cada salida y las tareas de mantenimiento básicas en casa, como inflar los neumáticos y lubricar la cadena, es necesario realizar las revisiones habituales en tu tienda Trek más cercana para que los componentes sigan funcionando sin problemas y poder detectar los posibles pequeños problemas antes de que se conviertan en grandes problemas. Puedes consultar tu taller Trek Certified Service más cercano a través de nuestro buscador de tiendas.

Encuentra tu tienda >> 

Cámaras y accesorios para bicicletas

Tenemos todo lo que necesitas para inflar tus cubiertas con aire (y sin que se escape). Ya sean cámaras de repuesto o accesorios para pasarte al tubeless, tenemos todo lo que necesitas. Estaremos encantados de ayudarte.
SABER MÁS

About the Author: Trek

Nuestra misión: solo fabricamos productos que amamos, ofrecemos una increíble hospitalidad a nuestros clientes y cambiamos el mundo consiguiendo que cada vez más gente monte en bicicleta.