América Latina (Español) / International Spanish
You're looking at the International Spanish version of the website. Don’t worry. We’ve all taken a wrong turn before. Choose a different version of the website here.

Una nueva cosecha En las pistas privadas de Trek, la restauración es tan importante como la recreación

Una nueva cosecha En las pistas privadas de Trek, la restauración es tan importante como la recreación

Las mejores bicis de montaña del mundo son probadas exhaustivamente, no sólo en las ubicaciones más extremas del mundo, sino también en nuestro patio trasero, en una red privada de 16 millas de singletrack llamada The Farm (La Granja). Actualmente, alrededor de The Farm hay una fulgurante pradera de sabana de robles nativos. Pero no siempre fue así. Regresar la tierra anteriormente cultivada a su estado natural fue un proyecto basado en el equilibrio, en donde la restauración era igual de importante que la recreación.

En una ubicación privada no lejos de las oficinas centrales de Trek, un pequeño camino de grava divide un campo de cultivo. En su boca, una moderna puerta de rancho sobresale ante el cielo azul de Wisconsin. Desde aquí, el camino amarillo se sumerge bajo unas vías de ferrocarril de madera pesada, y después se abre a una pradera de 236 acres rodeada de un bosque de robles y pinos.

Durante años, una familia local cultivó esta tierra. Pero, a pesar de sus esfuerzos, la tierra nunca fue adecuada para la agricultura y, al final, la cosecha no parecía rendir los frutos esperados. Sin embargo, en su estado nativo la tierra era una sabana de robles con plantas de andropogon. Antes del cultivo, había manadas de ciervos de cola blanca saltando sobre la hierba alta, y los halcones de cola roja volaban sobre los robles, arrastrando sus sombras a través de las flores silvestres, en busca de un ratón de campo para alimentarse.

Finalmente, la familia accedió a deshacerse de esa tierra arenosa y rocosa. Cesaron sus esfuerzos de cultivo e hicieron un trato con los fabricantes de bicis al final del camino, quienes buscaban un lugar para que sus empleados pudieran probar sus nuevos modelos de bici de montaña. La familia estuvo feliz de dejar que Trek construyera pistas con una condición: dos semanas al año, durante la temporada de pavos y ciervos, las pistas deberían cerrarse y la tierra debería estar libre de ciclistas. Un buen trato.

La pradera, incluso en su estado vacío, era hermosa, aunque en una forma en que la mayoría de las granjas del Medio Oeste son geométricamente hermosas. Pero a pesar del equilibrio sugerido por los restos de los surcos uniformemente arados, la tierra estaba fuera de sintonía.

Así que cuando el equipo de Trek comenzó a construir el área de pruebas de ciclismo de montaña, los arquitectos de pista visualizaron la tierra en su estado nativo. Decidieron que la restauración era tan importante como la recreación, y las dos tareas que parecían divergentes se unieron en una relación simbólica.

Para comenzar a nutrir la pradera para regresarla a un estado saludable, Trek pidió la ayuda de EC3 Environmental Consulting Group Inc. y Aldo Leopold Nature Center. Plantamos más de treinta variedades diferentes de plantas y flores silvestres nativas y reintrodujimos miles de árboles nativos. La topografía diversa de la tierra pedía una siembra diversa, así que la pradera y el bosque podían resurgir dentro de un territorio determinado. En el invierno, las huellas de los ciervos dan forma a los caminos sinuosos bajo los robles y pinos cubiertos de nieve. En la primavera, la pradera estalla con las flores bicolor de ojo negro, con blanco índigo salvaje, girasoles y bergamota salvaje.

The Farm fue un proyecto basado en el equilibrio. Considerar las pistas sin considerar la restauración de la pradera y el bosque, o considerar la restauración sin las pistas, sería realizar sólo la mitad del intento. La meta siempre fue que esta tierra fuera tan autosostenible como fuera posible, y la restauración era la única forma en la que esto podía ser logrado; reduce la escorrentía, proporciona un lugar seguro y sano para la vida salvaje nativa y crea un escenario que te hace preguntarte cómo habías vivido hasta ahora sin él.

Por diseño, The Farm es un santuario para la tierra como lo es para los empleados que prueban las bicis aquí. Queríamos proporcionar a la tierra y su vida salvaje la mejor oportunidad de ser felices y saludables, y eso es exactamente lo que queríamos para nuestros empleados también. Le dimos algo a la tierra, y la tierra nos dio algo a cambio.

Aquí, nos dimos cuenta de que nuestra cosecha no se medirá por golpes. En lugar de eso, buscamos cultivar una comunidad que se adapte a la tierra tan bien como se adapta a nosotros, y aunque nuestros esfuerzos pueden no lograr su objetivo final mañana, estamos en el camino correcto para lograr un verdadero equilibrio.

About the Author: Trek

Our mission: we build only products we love, provide incredible hospitality to our customers, and change the world by getting more people on bikes.