Uruguay
You're looking at the Uruguay version of the website. Don’t worry. We’ve all taken a wrong turn before. Choose a different version of the website here.

Una herramienta para el cambio Cómo las bicicletas Buffalo de World Bicycle Relief transforman vidas y comunidades en todo el mundo    

Una herramienta para el cambio Cómo las bicicletas Buffalo de World Bicycle Relief transforman vidas y comunidades en todo el mundo    

En los países en desarrollo, las personas a menudo tienen que caminar largas distancias bajo el sol para realizar sus tareas diarias. Para millones, un mayor acceso a un transporte para movilidad realmente cambiaría su vida.

World Bicycle Relief tiene la misión de hacerlo realidad con sus resistentes bicicletas Buffalo. Estas bicicletas ofrecen un transporte resistente, confiable y fácil de reparar que ayuda a que los niños lleguen a la escuela, los médicos a los pacientes y los agricultores al mercado.

Estas son las historias de doce propietarios de bicicletas Buffalo cuyas vidas han cambiado para mejor gracias a esta máquina simple pero con un gran impacto.

Scholastica—Estudiante—Kenya

“Con la bicicleta, es difícil para los chicos detenerme. Ahora, antes de que lo hagan, ya los he pasado casi volando. Especialmente cuando paseamos en el grupo de chicas. La bicicleta ha aumentado mi confianza. Ya no le tengo miedo a los chicos”.

Georgina—Granjera de lácteos—Zambia

Durante años, Georgina hizo solo una entrega de leche por día porque vive a 12 km del centro de recolección de leche y no tenía buenas opciones de transporte. Pero Georgina ordeñaba sus vacas dos veces al día y perdía los ingresos que podía aportar su segunda ordeña. “Desde que conté con la Buffalo, nunca dejé de entregar leche, ni un solo día”.

Mariangel—Estudiante—Colombia

“Toda nuestra esperanza está en Mariangel”, dice su abuela. “Es una chica inteligente y queremos que complete su educación. Esa es nuestra máxima prioridad, la única forma en que ella podrá prosperar y también apoyar a su familia. Esta bicicleta es un regalo del cielo”.

Charity—Granjera—Zimbabwe

Charity, una madre soltera, repetidamente sufrió las inclemencias de tener una bicicleta barata y defectuosa que se descompuso al llevar productos de la granja de su familia al mercado para venderlos. Cuando vio a su vecino en una resistente bicicleta Buffalo, supo que eso era lo que necesitaba. Después de ahorrar durante meses, compró su propia Buffalo. Mientras salía de la tienda en su bici ese día, Charity sonrió: “La vida es diferente ahora”. Cuatro años después, Charity regresó para comprar dos bicicletas más, una para su negocio y otra para que su hijo llegara a la escuela.

Aleni—Estudiante—Malawi

“Después de recibir la bicicleta Buffalo, mi vida escolar cambió mucho. Mi desempeño mejoró enormemente. Ahora mi camino a la escuela es más fácil y rápido. Mis amigos solían desanimarme acerca de la escuela. Ellos decían: ¿Para qué te molestas caminando largas distancias hasta la escuela? Esos mismos amigos ahora me admiran. La mayoría de ellos regresó a la escuela con la esperanza de como yo, conseguir una bicicleta algún día”.

Jackton—Emprendedor—Kenya

Como ciclista de pruebas de World Bicycle Relief, Jackton proporciona valiosos comentarios sobre los diseños de las bicis. Gracias a su grandioso trabajo, ahora es el orgulloso propietario de cinco bicicletas Buffalo, que utiliza a diario para su negocio de entregas. “Esta bicicleta me hizo ganar tantos clientes, porque puedo llevar mayor cantidad de equipo. Llego a ellos exactamente a tiempo”.

Dilshani—Estudiante—Sri Lanka

Dilshani recibió una de las primeras bicicletas de World Bicycle Relief en 2005, después del tsunami del Océano Índico en Sri Lanka. Con su bicicleta, Dilshani terminó la escuela y se formó como enfermera. “La bicicleta me permite continuar mi educación y seguir mi pasión por ayudar a las mujeres embarazadas”, dijo. Diez años después, esa misma bicicleta llevó a su hermana menor a la escuela.

Nebo—Trabajador comunitario de la salud—Zambia

Como cuidador voluntario en Zambia, Nebo usa su bicicleta Buffalo para visitar a pacientes que padecen VIH/SIDA. Cuando su vecino Frank se enfermó gravemente, Nebo pudo llevarlo a la clínica más cercana en el manubrio de su bicicleta, y Frank dio positivo en la prueba del VIH. Sobre dos ruedas, los trabajadores de la salud como Nebo pueden visitar hasta un 88% más de pacientes para brindarles la atención que necesitan.

Ayan—Estudiante—Kenya

“Cuando paseo en bici como niña musulmana, la gente se sorprende. El hecho de que yo use la bicicleta le ha dado a más chicas musulmanas el valor de pasear en bici en público. Me siento bien por participar en el cambio de nuestra cultura y mostrarles a las niñas que cualquiera puede usar una bici. Lo más importante que cualquiera puede hacer es defenderse a sí mismo”.

Ruth—Ensambladora de bicicletas—Zambia

En 2019, Ruth entró a una tienda de bicicletas Buffalo para comprar rayos, una maza y un rin. Cuando salió, rápidamente armó la rueda. Impresionado, el gerente de la tienda recomendó que la contrataran como ensambladora de bicicletas para World Bicycle Relief, la primera mujer en ese puesto. Desde que se unió, Ruth ha inspirado a muchas mujeres a capacitarse como ensambladoras.

Ngqabutho—Mecánico—Zimbabwe

Ngqabutho se inscribió en el programa de capacitación de mecánicos de World Bicycle Relief para ayudar a los niños. “Me gustan las máquinas. Y también soy un trabajador de cuidado infantil que protege a los niños del abuso. Se sienten seguros conmigo”. Un día, una niña buscó a Ngqabutho y le llevó su bicicleta para repararla. La niña le confió que su padre abusaba de ella y que necesitaba un lugar donde quedarse. Ngqabutho la acogió, asegurándose de que consiguiera la ropa, los medicamentos y la ayuda que necesitaba.

Monica—Emprendedora—Colombia

“Tener tantas bicicletas en nuestra comunidad, da vida. Poder contar con mi bicicleta como medio de transporte seguro en esta pandemia (Covid-19) ha supuesto un gran cambio para mí. La bicicleta ha sido mi mejor aliada”.

About the Author: Trek