España / Español
You're looking at the Español version of the website. Don’t worry. We’ve all taken a wrong turn before. Choose a different version of the website here.

Haimar Zubeldia Ciclista constante y sumamente trabajador que ha logrado finalizar 15 ediciones del Tour de Francia

Haimar Zubeldia Ciclista constante y sumamente trabajador que ha logrado finalizar 15 ediciones del Tour de Francia

Además de campeones y gregarios, en el pelotón profesional hay unos cuantos ciclistas con brillo efímero. Y solo unos pocos capaces de mantenerse regulares a un gran nivel temporada tras temporada. Ese ha sido el caso de Haimar Zubeldia (Usúrbil, 1977), ciclista constante y sumamente trabajador que ha logrado finalizar 15 ediciones del Tour de Francia, 5 de las cuales en el top 10. Defensor a ultranza de la cultura del esfuerzo, tras su retirada como profesional de la carretera en su querida Clásica San Sebastián (2017), este embajador de Trek disfruta de su tiempo en casa acompañado de su familia. Y con sus bicis:

“Prácticamente monto todos los días. Tengo la vida a la que quería llegar”.

Entrevista Haimar Zubeldia / Foto: @alecubino

Tras dejar la competición en carretera, has participado en numerosas carreras de Mountain Bike por etapas (Mediterranean Epic, Titan Desert, Costa Blanca Bike Race, Vuelta a Ibiza, entre otras). ¿Qué te aporta el MTB?

Cuando competía en carretera, también practicaba MTB en invierno como preparación. Y en categorías inferiores hice ciclocrós. Siempre me ha gustado cambiar el asfalto por otro terreno. El MTB es más divertido, sobre todo en cuanto a las bajadas. Por suerte, tengo un buen amigo que destaca bajando, Milton Ramos. Él ha sido mi profesor. Solo copiando sus trazadas ya aprendo mucho. Los que venimos de la carretera solemos mirar demasiado cerca y lo que hay que hacer es levantar la cabeza y mirar un poco más adelante, porque en el MTB te tienes que anticipar a muchas más cosas. En carretera, si no hay ningún bache, en las bajadas solo hay que trazar las curvas lo más rápido posible, pero en MTB hay muchísimas más cosas: el saltito, el corte, la piedra que se queda en mitad del camino…

Actualmente montas en una Supercaliber 9.9 AXS Project One ICON, una bici de XC puro con 100 mm de recorrido delante y 60 mm detrás. ¿Qué destacarías de esta bicicleta?

En comparación con la Top Fuel, mi anterior bici, remarcaría que al rodar bloqueado es casi una rígida, y para lo que yo le pido en una bajada me da de sobras. Además, llevo tija telescópica, algo que nos da ventaja a los que no hemos hecho siempre MTB, ya que baja mucho el centro de gravedad y en los cortes bastante pronunciados aporta bastante seguridad. La Supercaliber es muy rígida, ligera en las subidas y tiene un diseño que me encanta.

Haimar Zubeldia

En carretera, después de unos años con la Madone, ahora montas en una Émonda SLR 9 Project One ICON con pintura Sweet Gold Leaf. ¿Qué las caracteriza? ¿Para qué tipo de ciclistas son cada una?

Hasta febrero he estado usando la Madone, que cuando salió fue una gran novedad, con el manillar integrado, frenos de disco y ningún cable por fuera. Sin embargo, tal vez el peso echó a la gente para atrás. Pero eso se solucionó con la segunda versión. Esa bici es para la gente que busca velocidad y también –gracias al sistema IsoSpeed, que suaviza la marcha– para quien pueda tener un problema de espalda o viva en zonas con asfalto rugoso, ya que las bicis de hoy en día son muy rígidas. La Émonda ha cogido mucha herencia de la Madone en cuanto a la aerodinámica, pero sigue fiel a su propósito inicial. Es muy ligera –en competición la puedes poner al límite: 6,8 kg– y muy escaladora. Es más nerviosa y en una subida, si quieres dar una aceleración al salir de la herradura, responde mucho antes.
Pero le falta el IsoSpeed. Aunque si lo integrara tendríamos la Madone. Ese es el extra de peso entre una y otra.

1/4
2/4
3/4
4/4

¿Hay algo o alguien que te sorprenda del ciclismo actual?

Sin duda, Mathieu van der Poel. Yo sé lo difícil que es destacar en una disciplina, pero si hablamos de tres… Es capaz de ganar en carretera y en 15 días vencer en MTB o en CX, donde dicen que marca más diferencia con el resto. Y estoy seguro de que si le dieran una bici de pista también lo haría bien. Lo domina todo, es increíble. Es imposible que no te guste su ciclismo, porque domina la bici y gana de manera espectacular. Y todavía es joven. Marcará la diferencia en el futuro.

Tienes dos hijas. ¿Siguen tus pasos en cuanto al ciclismo?

Sí, ambas van en bici, pero no porque yo haya insistido. La pequeña, de 10 años, ha empezado este año. Supongo que es lo que han vivido, ya que desde que nacieron vieron que salía a entrenar todos los días. Una practica fútbol y la otra baloncesto, pero el ciclismo las une a ambas. Intento ayudarles y a veces salgo con ellas. Lo importante es que aprendan a ir en carretera, que conozcan las reglas que hay.

¿Qué valores te gustaría transmitir a los más jóvenes?

Mi mayor virtud ha sido la constancia. Eso lo recibí de mis padres, que siempre me decían ‘si trabajas, algún resultado vendrá’, algo que siempre intento transmitir a mis hijas y que puedes aplicar en los estudios o en el deporte. Siempre hay que tratar de ser honesto y trabajar. El resultado vendrá, tarde o temprano. Y eso la gente lo valora mucho.

Vives en Zarautz, ejemplo de movilidad urbana. ¿Qué habría que hacer para que las bicis cobraran mayor protagonismo en las ciudades?

Zarautz es una ciudad llana de la costa ideal para andar en bici, ya que llegas incluso más rápido. Siempre ha habido cultura ciclista y en todos los portales hay habilitado un sitio para aparcar las bicis. Pero en ciudades más grandes como Bilbao o San Sebastián las cosas también van cambiando. Hace 30 años hubiera sido imposible disponer de un carril bici como el que hoy atraviesa La Concha, porque siempre se pensaba para los coches. La conciencia de todos está cambiando y en las ciudades va a ir a más. Además, si vives en un pueblo con muchas cuestas con la llegada de las bicis eléctricas hoy en día no hay excusas. Con eso se va a dar otro paso muy importante.

Haimar en los alrededores de Zarautz

Además, con la pandemia se ha demostrado que la bici es mucho más que rendimiento u ocio. Es movilidad.

Eso es, la bici no es solo para practicar deporte, a veces necesitas escape. Te montas en la bici con alguna idea o un problema en la cabeza y vuelves a casa con la solución. Solo necesitas despejar la mente. Por eso digo que la bici es terapia. Y funciona.

1/20
2/20
3/20
4/20
5/20
6/20
7/20
8/20
9/20
10/20

Haimar en los alrededores de Zarautz

11/20
Haimar Zubeldia
12/20
13/20
14/20
15/20
16/20
Haimar Zubeldia
17/20
18/20

Entrevista Haimar Zubeldia / Foto: @alecubino

19/20
20/20
Haimar Zubeldia

Fotos: @alecubino

Monta en bici. Diviértete. Siéntete bien.

Te ofrecemos una amplia variedad de bicicletas de montaña, carretera, ciudad, e-bikes y niños.
Encuentra la tuya

About the Author: Trek

Nuestra misión: solo fabricamos productos que amamos, ofrecemos una increíble hospitalidad a nuestros clientes y cambiamos el mundo consiguiendo que cada vez más gente monte en bicicleta.