España / Español
You're looking at the Español version of the website. Don’t worry. We’ve all taken a wrong turn before. Choose a different version of the website here.

Mejora tus tiempos en los senderos en una semana Quizá las cosas no se puedan cambiar de la noche a la mañana pero, ¿y en el transcurso de una semana?

Mejora tus tiempos en los senderos en una semana Quizá las cosas no se puedan cambiar de la noche a la mañana pero, ¿y en el transcurso de una semana?

A todos nos gustaría levantarnos por la mañana y conseguir los mejores tiempos en los senderos, pero para lograr mejoras es necesario tiempo. Pero si tiempo juega en nuestra contra, ¿es posible mejorar la técnica en tan solo una semana?

Aunque algunos ciclistas juran por sus calcetines de la suerte que el día de la competición mejorarán sus tiempos, no podemos confiar siempre en las supersticiones para rodar más rápido, por tanto, es mucho más recomendable comprometerse a unos meses vista para optar al podio. Sin embargo, si no disponemos de mucho tiempo y nos centramos en lo importante, tenemos muchas posibilidades de lograr pequeñas mejoras en siete días. Veamos con Christina Chappetta, de la revista Pinkbike @cchappetta1, cuánto podemos mejorar nuestro rendimiento si nos dedicamos a mejorar nuestra técnica, y en qué áreas deberíamos centrarnos para lograr esas mejoras cuando cuando el tiempo no está a nuestro favor y el objetivo es la velocidad.

 

Cómo conseguir más velocidad en una semana

En primer lugar, deberás poder medir si has mejorado tus tiempos, lo que significa que tendrás que hacer algún tipo de experimento para determinar si tu velocidad ha mejorado con el paso de los días. Haz el siguiente ejercicio para calcular tu velocidad actual y registra tu progreso a final de semana.

1. Elige un sendero concreto para medir tu progreso

Para obtener mejoras medibles en una semana, la clave es tener una base y comprometerse a completar el experimento hasta el final. Si haces la prueba en otro sendero, no podrás saber si tus tiempos son más rápidos, por lo que es importante hacer la prueba en el mismo sendero durante toda la semana.

2. Llévate a un amigo

La mejor forma de mejorar el rendimiento es con la ayuda de otra persona. Para eso, deberás montar con alguien que sea un poco más rápido que tú y que sepa encontrar las mejores trazadas y técnicas para afrontar los sectores más exigentes del sendero.

Sin embargo, no basta con unos cuantos consejos de un amigo. Las condiciones del terreno tienen una gran incidencia en nuestra velocidad. Si al principio de la jornada la tierra está seca y al final, mojada y resbaladiza, resultará complicado percibir una mejora en los tiempos y es posible que la última vuelta sea, incluso, más lenta. Si te acompaña un amigo, podrás valorar tu progreso calculando tu velocidad como un porcentaje de la suya, aunque para eso tendrás que hacer algunos cálculos.

Después de cada vuelta cronometrada, divide el tiempo de tu amigo entre el tuyo para calcular en qué medida eres más rápido o más lento que él. Si el primer día sabes que eres un 8% más lento que tu amigo, te será más fácil valorar tu progreso a lo largo de la semana, incluso si las condiciones han cambiado.

Aquí tienes una fórmula para calcular tu velocidad como un porcentaje de la velocidad de tu amigo:

El tiempo de tu amigo en segundos= X

Tu tiempo en segundos= Y

La diferencia de tiempo = Z

La fórmula: X/Y = Z

Ejemplo:

El tiempo de tu amigo = 97 segundos

Tu tiempo = 103 segundos

97/103 = 0,94

Desplaza el decimal a la derecha dos veces para convertir tu decimal en un porcentaje y verás que tu velocidad es el 94% de la de tu amigo. En otras palabras, eres un 6% más lento.

¿Por qué es esto importante?

Sabemos que las condiciones pueden variar, pero la diferencia de velocidad entre vosotros dos es un fiel reflejo de tu velocidad. Si las condiciones varían en una semana, esto incidirá en ambos, pero si eres capaz de reducir la distancia de un 8% a un 6%, sabrás que ya eres más rápido y que no se debe a que la tierra esté seca.

3. Fijar metas

Haz una vuelta de reconocimiento con tu amigo para poder rodar a tope luego cuando ya puedas rendir al máximo. Una vez realizada la vuelta de reconocimiento, intenta mejorar tus tiempos y conseguir marcar la velocidad más alta. Registra tu tiempo y utiliza la fórmula anterior para calcular tu velocidad como un porcentaje de la de tu amigo. Guarda tus anotaciones para saber si estás progresando cuando salgas a montar de nuevo la próxima semana.

4. Divide el recorrido por partes

Puede ser difícil acotar todo el sendero si lo que quieres averiguar es dónde debes mejorar, pero si lo divides por partes más digeribles, la cosa es más sencilla. Piensa en el sendero como si fuesen cuatro o más segmentos, dependiendo de su longitud, con puntos de referencia de salida y llegada (como un cruce de carreteras, un árbol torcido o alguna característica típica del sendero) para que puedas recordar dónde se encuentran las particularidades del sendero, qué hay antes y después, y en qué puntos te has superado y dónde deberías esforzarte más.

5. Posibilidades de mejorar

Si tienes una GoPro u otra cámara similar, utilízala para grabar todas las vueltas. Esto te permitirá hacerte una idea de los puntos donde pierdes velocidad y también los sitios donde clavas el salto y aquellos en los que deberías practicar un poco más. Si no tienes cámara, no te preocupes. Intenta anotar mentalmente cuáles son tus sensaciones o pide a un amigo que te observe desde atrás. Es importante saber cómo te sientes y cómo perciben los demás tu técnica.

¿Te pareció excesivamente duro el sector de la parte más alta del recorrido?

¿Quizá bloqueaste los codos en un rock garden en vez de fluir con el sendero?

¿No sabes cuál es la mejor trazada para tomar esa curva tan cerrada a la izquierda?

Anota también los puntos donde tuviste que ralentizar la marcha y vuelve a rodar por ellos varias veces. Intenta seguir a tu amigo en esas secciones una o dos veces para poder observar cómo traza las líneas y cómo afronta el recorrido de forma diferente. Turnaos delante y detrás para seguir la línea de tu amigo o para que te aconseje mientras pedalea detrás de ti.

1/2
2/2

La riñonera Rapid Pack Hydro tiene mucha capacidad y te permite transportar todo el agua que necesitas para arrasar vuelta tras vuelta y mejorar tus tiempos en los senderos.

6. La práctica hace al maestro

Este lema tiene bastante de cierto y recorrer muchos kilómetros sobre la tierra marcará la mayor de las diferencias en tu técnica. Durante el transcurso de la semana, intenta dominar todas las secciones del sendero donde tuviste dificultades en tu primera vuelta cronometrada hasta que te sientas completamente seguro. Rueda por los puntos más complicados de forma individual, a continuación, únelos para formar segmentos y, finalmente, enlaza todos los segmentos para crear vueltas completas. No tengas miedo de recorrer varias veces los puntos en los que eres más lento.

7. Anota tu progreso y prepárate para salir a pedalear

Después de una semana entera de entrenamientos muy duros, ha llegado el momento de revisar el proceso desde el inicio. Llama a aquel amigo tuyo y dirígete de nuevo al sendero. Haz una vuelta de reconocimiento para habituarte a las condiciones del día y repite el mismo proceso que en tu primera vuelta cronometrada. Haz números y utiliza la fórmula del paso 2 para calcular la diferencia entre tus nuevos tiempos y los de tu amigo en forma de porcentaje.

¿Cuál ha sido el resultado? ¿Has mejorado tus tiempos después de una semana?
¡Envíanos tus comentarios!
bicicletas de montaña

Bicicletas de montaña

Trek es el líder mundial en tecnología de bicicletas de montaña. Por eso no es de extrañar que nuestras bicicletas de montaña dispongan de las tecnologías más avanzadas del mercado. Las innovaciones no se limitan únicamente a las bicicletas de gama más alta. Cada modelo está cargado con prestaciones y detalles que harán que disfrutes aún más de las rutas por los senderos.
Encuentra tu bicicleta

About the Author: Trek

Nuestra misión: solo fabricamos productos que amamos, ofrecemos una increíble hospitalidad a nuestros clientes y cambiamos el mundo consiguiendo que cada vez más gente monte en bicicleta.